Saltar al contenido
Optimismo Viral

Como fomentar el optimismo en tus hijos

fomentar el optimismo en tus hijos

¿No sabes cómo forjar a un niño optimista? Aquí te damos algunos consejos para fomentar el optimismo en tus hijos

El hecho de ser optimista no se limita a simplemente poseer un pensamiento positivo ante cualquier situación, sino que va a un poco más allá, puesto que se trata de poseer una buena disposición a buscar el lado favorable de cualquier disrupción, esperando siempre los mejores resultados claro está.

Aunque lamentablemente por diversos factores externos e internos, las personas nacen con esa característica, a veces es necesario trabajar y desarrollarla, puesto que como se mencionó antes; hay miles de factores los cuales influyen en el hecho de ser optimistas.

Destacando que en niños pequeños es sumamente importante que sean optimistas, puesto que está comprobado que los niños que desarrollan esta característica suelen tener mucho más éxito en el colegio, así como también en las relaciones con otros niños y con adultos. De hecho; se ha comprobado que estos cuentan con mejor salud, en comparación a los niños que poseen la característica contraria que es el lado pesimista.

Sabiendo que el optimismo se puede fomentar al punto tal de formarlo y hacerlo una característica propia del infante.

Pero antes de darte algunas claves para que fomentes el optimismo en tus hijos es necesario establecer algún tipo de diferencias entre ambos.

Por lo general, la primera diferencia que se destaca y se establece entre los niños optimistas y los pesimistas, es la manera que tienen de explicar las cosas que le pueden afectar y todo lo que le está pasando.

La principal diferencia entre los niños optimistas y los pesimistas es la forma en la que explican las causas de lo que está pasando.

También te puede interesar leer: La gratitud, una virtud de las personas optimistas

Puesto que un niño optimista por lo general no se preocupa por lo que le está ocurriendo, sino que busca la manera de ver cómo transcurre el tiempo y sus poder identificar más situaciones positivas por las que a su parecer ellos están atravesando.

Destacando también, que los niños optimistas y pasan por algo malo y lo verán como algo pasajero, algo temporal y que no va a volver a suceder; puesto que siempre van a buscar conseguir el lado positivo dentro de todo lo que les pase independientemente de si la situación es buena o mala

Ahora, en el lado de los niños que se consideran pesimistas o que tienen características de una persona pesimista. Aquí el infante pensará que los acontecimientos negativos son un hábito, y se hará adicto a ellos, por lo que pensara que toda cosa positiva que le pase es simplemente cuestión de suerte y que para nada dependen de ellos. También se destaca que estos niños suelen ser muy catastróficos y siempre tienden a ver las cosas malas y nada de lo bueno. Un ejemplo de ello, es que cuando el niño pesimista su representante no lo deja ir a jugar o lo cohibes de realizar algún plan, por lo general este llora y suele adoptar un mal humor. Con este hecho, lo que hacen es expresar sus emociones, puesto que no consiguen otra respuesta emocional ante la vida y su actitud lo único que hace promover es el caos.

Destacando que también los padres son culpables de esto puesto que ellos refuerzan esta misión cuando se den a los castigos, prohibiciones o algunos métodos que han implementado.

¿Qué debo hacer si el niño tiene actitud pesimista?

 Dada la situación, de que el infante ve todo desde un punto de vista negativo, esto gracias a que cree que lo bueno que le pasa es todo cuestión de suerte, debes fomentar el esfuerzo y su importancia, para que así comprenda que esforzarse no está mal, sino que hará que él tenga mejores resultados para toda su vida en general.

Te te queremos decir; es que le enseñes a tu hijo a ver el lado bueno de las cosas, o el vaso medio lleno en vez de medio vacío; así como que también le enseñes a ser agradecido tanto por el vaso y por lo vacío o lleno que pueda estar.

También te puede interesar leer: «No se puede tener una vida positiva y una mente negativa»

Para que de esta manera el comprenda que las situaciones negativas se pueden evitar siempre y cuando él tenga la disposición de querer hacerlo.

Jamás pases por alto, el hecho de qué es sumamente importante inculcarle inteligencia emocional a los niños desde muy temprana edad; para que así no adopten esta actitud pesimista la cual puede llevar a la depresión. Así como tampoco aprendan a que es fácil hacer que los representantes se dan ante manipulaciones como el llanto y responder con un sentimiento negativo y una actitud negativa a cualquier cosa que les suceda.

Por último; ten en cuenta que el ejemplo mencionado el principio no es el único ejemplo. Hay un sinfín de ejemplos más los cuales van a destacar y resaltar diferencias entre un niño optimista y uno positivo. Aún así; queremos hacerte ver que es necesario que ante toda situación y circunstancia te sientes con tu hijo a analizar todos los problemas que éste pueda tener y a buscarle una solución positiva en vez de fomentar el estancamiento emocional.