Skip to content
Optimismo Viral

Cómo mantener tu mente positiva

mente-positiva-optimismo-viral

Cómo mantener tu mente positiva

Una persona optimista se enfoca en el lado bueno de cada situación y enfrenta los conflictos con calma y sabiduría, confiando en que todo tiene solución. De eso se trata mantener tu mente positiva.

Pensar de manera positiva no significa que debas estar feliz todo el tiempo. Tampoco quiere decir que debas ignorar tus problemas.

¿Por qué necesitamos mantener nuestra mente positiva?

Muchos estudios han demostrado que tener una actitud positiva trae beneficios tanto físicos como psicológicos. Pensar y actuar de manera optimista colabora con nuestra salud mental: ya que mejora el estado de ánimo, disminuye el estrés y, en cuanto a lo fisiológico, ayuda a prevenir enfermedades.

Además del hecho de mantenernos saludables, ser positivos aumenta la confianza y el autoestima. Esto hace que nos sintamos libres de hacer lo que deseamos. Al estar libres de limitaciones, sentimos que todo es posible y no tenemos miedo en ir tras nuestros sueños.

También puedes leer: ¿Qué es lo que caracteriza a las personas optimistas?

Consejos para mantenerte positivo

Enfócate en el presente

Vivir de la gloria o las penas del pasado no es una actitud que conduzca a buenas situaciones. Concentrar la atención en eventos futuros sobre los cuales no tenemos control, tampoco ayuda. Vivir el tiempo presente sirve para aprovechar todos los dones que posees, de la situación de la vida en la que te encuentras y de todas las personas que te rodean.

Si quieres ser una persona positiva y sostenerlo en el tiempo, debes enfocarte en el presente. Pero ¿cómo podemos lograrlo? Es hora de pasar al siguiente consejo:

Aprende a meditar

Si bien la meditación es una técnica milenaria que comúnmente asociamos con el budismo, en la actualidad existen distintos tipos de meditación que no están relacionadas necesariamente con la religión. 

Mindfulness, por ejemplo, es una práctica que combina meditación con ejercicios de relajación y técnicas más ligadas a la psicología. Se trata de aprender a pensar de manera diferente y, a su vez, a afrontar las dificultades con serenidad. 

Rodéate de personas positivas

En primer lugar, es necesario que pienses qué personas te rodean y qué tipo de vínculo tienes con ellas. Y no me refiero a si es amistad, pariente o pareja, sino a cuán sano son esos vínculos. Estar rodeado de personas con actitudes tóxicas, que no aportan nada bueno a tu vida, no te ayudará a sentirte más positivo.

En segundo lugar, reemplaza esos vínculos con personas optimistas. Tener a tu lado este tipo de vínculos, hará que te sientas más acompañado en tus iniciativas, dejando atrás todas aquellas limitaciones que no te estaban permitiendo crecer.

No tengas miedo a perder el control

Puede sonar contradictorio, pero querer tener todo bajo control solo hará que te sientas menos capaz y, como consecuencia, que aumente tu negatividad.

Muchas veces tenemos expectativas muy altas sobre determinado tema y creemos que van a suceder de determinada manera. Cuando eso no pasa, nos desilusionamos y pensamos que fue nuestra culpa. Las personas optimistas, saben que no todo depende de ellas mismas, que el futuro es incierto y que, por lo tanto, no pueden tener el control de todo.

Ordenemos un poco las ideas. Para ser más positivo:

  • No quieras controlar todo, pues no todo depende de tí, no todas las soluciones del mundo están en tus manos.
  • No pongas expectativas enormes a algo que esperas con ansias. Solo deja que suceda.

Y recuerda: cuanto más quieras controlar algo, menos vas a poder hacerlo. Así que de una vez, deja de lado el miedo a perder el control y aprende a aceptar la incertidumbre con optimismo.

Haz una lista de agradecimientos

Anota a diario en una libreta todas aquellas cosas por las que estás agradecido. Así podrás ser consciente de todo lo bueno que hay en tu vida.