Saltar al contenido
Optimismo Viral

¿Por qué ir a la playa tiene efectos positivos?

POR-QUÉ-IR-A-LA-PLAYA-TIENE-EFECTOS-POSITIVOS

¿Por qué ir a la playa tiene efectos positivos?

Aquellas personas que aman la playa y la eligen como destino recurrente de viajes o vacaciones, entenderán de lo que hablamos. La sensación de los pies sobre la arena, el sonido arrullador del mar y sus bellos colores, son algunos de los encantos que ayudan a relajarnos y transmitirnos tranquilidad.

Según la ciencia, la playa tiene consecuencias beneficiosas reales sobre nuestra salud, tanto física como mental y nos ayuda a mantener el optimismo.

Factores de la playa que producen efectos positivos

El agua salada actúa en favor de la piel

El agua de mar contiene un alto nivel de minerales y sales, entre ellas: magnesio, sodio, calcio, yodo y potasio. Todos estos elementos benefician a la piel, ya que tienen propiedades antioxidantes. Además, el agua de mar tiene un efecto antialérgico y antiinflamatorio. Incluso puede ayudar a mejorar enfermedades en la dermis como la psoriasis y el eccema.

El agua relaja los músculos

El movimiento de las olas es relajante y sus golpes actúan como una especie de masaje natural. Otro aporte es que, dentro del agua, podemos movernos con mayor facilidad, ya que nuestro peso disminuye. Es un buen momento para mover las rodillas y la cadera, a fin de beneficiar la nutrición de los cartílagos, así como colabora también con la circulación.

El mar mejora la respiración

Al llegar a la playa, es muy común que experimentemos una sensación de paz y respiremos profundo al sentir ese famoso “aroma a mar”. Esto se debe a que la brisa marina produce una especie de spray natural rico en yodo, que ayuda a regular la tiroides y mejorar la respiración.

En la playa es más fácil meditar

Si has tenido experiencias de meditación o yoga, probablemente, en algún momento tu instructor te pidió que imagines un lugar ideal, en el que desees estar y sientas la tranquilidad. Ese “lugar feliz”, muchas veces suele ser la playa. Y ¿qué mejor, entonces, que ir a la playa para meditar?

El sonido arrullador de las olas, el cantar de las gaviotas y la suave brisa que acaricia tu rostro, son condiciones excelentes para sentarte de piernas cruzadas en la arena, dejar que tus manos reposen sobre tus piernas, cerrar los ojos y abrir tus sentidos a la experiencia del momento presente.

Caminar en la playa

Si alguna vez has caminado en la playa, seguramente te has encontrado en ese momento en que ves como un punto pequeñito el sitio del cual partiste. Al caminar sobre la arena mojada, en paralelo al mar, pierdes la noción del tiempo y resulta más fácil hacer unos cuantos metros o kilómetros.

La experiencia de disfrutar del paisaje, ir mirando el suelo para ver si encuentras un caracol o tener una bella charla mientras paseas en compañía, sin dudas son momentos que te recargan las pilas para mantenerte positivo durante un buen período de tiempo.

El mar ayuda a dormir mejor

Nadar en el mar, adentrarte en las olas, hacer una caminata por la playa e, incluso, participar de diferentes juegos físicos, cuentan como ejercicio. Entre esas actividades y la exposición constante al sol, quedarás tan cansado que podrás olvidarte de un problema muy común: el de no poder dormir.

Si al cansancio físico le sumamos el sonido del mar, sabemos que estaremos listos para descansar en cantidad y en calidad.

Todavía te preguntas: ¿Por qué ir a la playa tiene efectos positivos?

Recuerda: siempre que te sientas estresado o notes que estás teniendo actitudes negativas frecuentemente, puedes cerrar los ojos, recordar la belleza de la playa y volver a sentir todas esas sensaciones en  tu cuerpo, para que el optimismo pueda volver a tu mente. También te puede interesar: Meditación: Aplicación de mindfulness ofrece servicios gratuito por dos meses[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row