Saltar al contenido
Optimismo Viral

No resaltes los defectos de los demás, mejor examínate a ti

Todo lo que dices de los demás, habla más de ti, de cómo eres como persona, que de ellos.

No resaltes es los defectos de los demás, mejor examínate a ti

Cuando señalas con dedo a alguien más, recuerda siempre que tres deseos te señalan a ti. Por tal motivo, todo lo que dices de los demás, habla más de ti, de cómo eres como persona, que de ellos.

Lo que significa; que no es bueno destacar, criticar ni resaltar los defectos ajenos, puesto que en realidad cuando criticas a alguien más, solo estas reflejando todo aquello que está mal en ti.

Destacando; que toda persona tiene una mentalidad de pensar sumamente diferente, lo que significa que quizás lo que para ti está bien, para otra persona está mal, por tal motivo antes de juzgar a alguien como antes de criticarlo y antes de emitir afirmaciones sobre su manera de actuar ponte en sus zapatos. Asimismo; quizás aunque sientas empatía por las situaciones de la persona, y seguramente no estés de acuerdo con lo que haces. No obstante; y a pesar de esta situación, no debes juzgarla, ni criticarla, ni resaltar ningún defecto negativo que esté en ella. Esto, porque está comprobado que somos mejores personas cuando ayudamos a una persona a modificar algo que le hace daño, a cuando simplemente la criticamos y no hacemos nada por ella.

El hecho de sentir empatía por una persona muchísimas veces puede volverse cuesta arriba, esto gracias a qué tal vez hayamos experimentado las mismas situaciones, pero nuestro subconsciente se niega a verlo.

Aún así; irónicamente muchísimas veces se pretende que las demás personas sean empático, se busca el factor de comprensión, pero lo que no se toma en cuenta es que quizás tú no estés actuando de la misma manera, quizás tú no puedes entenderlo tal como esperas que te entiendan a ti.¿Por qué esto debe ser así? .

Por lo general; esta situación se presenta cuando no eres empático y cuando te niegas a ver tu propia realidad, asumiendo que lo que esa persona nos muestra es una realidad muy lejana a la tuya, pero lo que realmente osa aquí, es que eso que ves en lo demás no es otra cosa más que una realidad que se acerca mucho a la tuya. Tal motivo; se hace bastante fácil destacar los defectos de otras personas y no caer en cuenta que lo que está sucediendo, es que todo aquello que estamos destacando, no es otra cosa más que los propios defectos, los cuales se aprecian reflejados en alguien más.

Cuando juzgas, criticas y te encargas de más soltar todo lo malo en una persona, lo qué pasa es que estás reflejando tu propio interior inconscientemente. Y precisamente, como es de esta forma, no te das cuenta de lo gravísimo que es la situación que está suscitando. Puesto que sueles pensar que destacar los defectos de alguien, te hará ser mejor persona, pero no, la realidad es, que sólo te estás reflejando a ti mismo.

Aunque esto directamente no es culpa tuya, puesto que es una acción que realiza de manera inconciente. Tienes que saber que al ejercer críticas, juzgar y señalar, sólo estarás emitiendo emociones negativas hacia una persona, y nadie que sea feliz que realiza este tipo de actos.

Haciendo énfasis nuevamente, en qué lo que pienses de lo demás, así como lo que afirmes, digas y expreses, solo dirá más sobre tú persona, que sobre ellos mismos.

Asimismo; por lo general cuando se critica alguien o también cuando se le señala, la persona que lo hace suele sentirse bastante satisfecha al hacerlo, puesto que cree que estaba saltando los defectos de otra personas para dejar claro que ella es diferente y por ende es mejor, en sí no hay nada más alejado de la realidad, por eso se recomienda.

Asimismo; cuando eres capaz de juzgar a otra persona, sin siquiera haberte puesto en su lugar, sin sentir nada de empatía por ella, sino simplemente creer que es lo que tú sientes y piensas está bien, estás cometiendo un gravísimo error puesto que estabas peleando que eres una mala persona, la cual no es capaz de sentir empatía hacia los demás.

Aún así; ten presente que puedes cambiar, cada vez que quieras señalar o juzgar a alguien, piensa que en quizás ese defecto es roto y mejor trata de mejorarlo tú, luego de que lo hayas mejorado, intenta volver a destacar ese defecto en otra persona, para que te des cuenta que ya no lo ves la misma manera, que ya tú percepción ha cambiado y todo esto es gracias a que has decidido examinarte a ti, trabajar en ti y cambiar primero tú, para que así se te haga más cuesta arriba empezar a resaltar los defectos de alguien más.

Todo lo anteriormente expuesto, pasa gracias a que cuando decidimos examinarnos a nosotros mismos, es más fácil fue tocar que es lo que está mal y en que defectos hay que trabajar, por lo que automáticamente conforme se va trabajando, te conviertes en mejor persona y ya dejas de cometer ese tipo de actos negativos.