Saltar al contenido
Optimismo Viral

Todo el bien qué haces a los demás se convierte en bien para ti

Todo regresa convertido en bendiciones y cosas positivas

Todo el bien qué haces a los demás se convierte en bien para ti

Muchísimas veces hemos escuchado la frase de que al que obra mal mal le va, así como que hay que actúa bien bien le va; esto se refiere aunque pese a que no parezca, cuando actúas de manera correcta y buscando siempre hacer el bien, todo esto se te multiplica a ti y regresa convertido en bendiciones y cosas positivas para tu vida, tales como el progreso, la abundancia, la comodidad, la prosperidad, la felicidad, la estabilidad y demás cosas las cuales te hagan sentir una persona completa, feliz y llena.
Muchísimas veces; cuando hacemos el bien a una persona quizás esté en peores condiciones que nosotros, podemos demostrarnos y darnos cuenta de lo afortunados que somos, con el simple hecho de poder ayudar a alguien más sin que esto nos afecte de mala manera a nosotros.

Pero ahora; cuando ayudamos a alguien más, aún cuando nuestra vida no está en las condiciones más óptimas; demostramos lo buenas personas que somos, porque aún cuando no estamos en las mejores condiciones, somos capaces de ayudar a los demás.

Estas pequeñas acciones que realices, automáticamente se convertirán envían para ti, puesto que estás obrando bien por alguien más sin importar si tú estás en óptimas condiciones de hacerlo o no, lo importante siempre tratar de dar lo mejor de nosotros como persona. Da lo mejor de ti siempre, recuerda que no es tu cuenta bancaria o las cosas materiales que poseas o tu físico el que te define, lo que en verdad te define es esa buena acción que cometiste aún cuando no tenías las condiciones para hacerlo, o quizás sí las he nos, solo que decidiste actuar de mejor manera, demostrando lo que eres capaz de dar.

Además; una persona que es feliz, una persona que está agradecida con su vida y una persona que realmente vale como eso, se encarga siempre de hacer el bien, sabiendo que las recompensas quizás no van a llenar su ego, pero si vienen de una fuerza mayor, por lo que su espíritu, alma, mente y hasta su cuerpo automáticamente lograrán sentirse mejor y las cosas positivas van a abundar.

Por ejemplo; nadie que haya actuado mal, le puede ir bien, puesto que quizás al cometer una mala acción, lo haga con la intención de obtener resultados positivos a corto plazo, pero en realidad a largo palazo no va a conseguir nada positivo para su vida, porque luego todas sus malas acciones se verán reflejadas en su vida.

La verdad, todo el mal que haces aquí en este plano, luego es lo que vas a recoger, y nos e trata de que estés pagando anda, solo que lo que no actuaste de manera adecuada, por tal motivo posteriormente será momento de que recojas lo que haces.

De la misma manera funciona cuando hacemos el bien, es decir; cuando haces el bien ora los demás, automáticamente estás haciendo el bien para ti y para tú vida.

Aunque al momento no logres notarlo; la verdad es que cuando haces las cosas pensando en hacer el bien, más allá de un beneficio propio y lo que estás obteniendo es una bendición y una carga de cosas positivas para tu vida, por tal motivo todo el bien que decidas hacerle a los demás, automáticamente se convertirá en un bien para ti.

Ten presente que nadie que sea feliz va a actuar de mala manera, por tal motivo es que las personas exitosas se encargan tanto de buscar siempre ayudar a los demás, porque han sabido dejar el narcisismo de un lado y entender que el hecho de dar, automáticamente se convierte en felicidad y en bienestar para la vida propia.

Y recuerda siempre que es necesario trascender, es necesario dejar una esencia y qué mejor que hacerlo obrando de buena manera.

Actuar bien para con los demás te otorgará la paz que necesitas para poder descansar cuándo es la hora de descansar. Lo que significa; que si haces el bien a los demás, puedes irte a dormir tranquilo todas las noches, porque sabes que vas a descansar.

Así como también; hacer el bien puede mejorar tu estado de ánimo, debido a que los muéveles de alegría, así como de ilusión se verán incrementados automáticamente.

Y todo lo anterior se traduce en felicidad, bienestar y muchísimas cosas buenas para ti y para tu vida en general, por tal motivo te recomendamos que pienses bastante antes de ejecutar cada acción, puesto que ten presente que si obras mal, mal te va a ir. Ahora, si obras bien, te irá bien y tu vida estará plena.