> Se redujo la contaminación ambiental a causa del aislamiento social - Optimismo Viral Saltar al contenido
Optimismo Viral

Se redujo la contaminación ambiental a causa del aislamiento social

contaminacion ambiental se redujo

Se redujo la contaminación ambiental a causa del aislamiento social

Como consecuencia de las medidas adoptadas por los distintos gobiernos afectados por el COVID-19, se redujeron considerablemente los niveles de contaminación en países como China, Italia y España.

El avance del coronavirus a nivel mundial ha traído preocupaciones y tensiones. Sin embargo, no todo el panorama es negativo. A partir de que los gobiernos tomaron la determinación de decretar el aislamiento total, las personas debieron recluirse en sus hogares para evitar el avance del virus. Todo se reduce a un simple razonamiento: a menor circulación, mayor margen de tiempo para hacerle frente al virus.

¿Cómo se relacionan el aislamiento con la disminución de la contaminación?

El dióxido de carbono y el dióxido de nitrógeno son gases tóxicos generados, principalmente, por la combustión de los vehículos y por la actividad industrial. Estos gases se acumulan en la atmósfera y producen el efecto invernadero. Como todos sabemos, este proceso significa que aumenta la contaminación ambiental, lo que es muy desfavorable para nuestra salud y el futuro de nuestro planeta. 

Un período de aproximadamente quince días, fue suficiente para que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA), pudiera notar, desde sus satélites, que la contaminación había sufrido un notable descenso. Al tener que permanecer en sus casas, las personas utilizaron el miedo a su favor y se recluyeron en el calor de sus hogares. Para colaborar con la prevención, comenzaron a realizar sus tareas laborales a distancia, desde su computador. 

El hecho de no moverse de sus casas, exceptuando casos extremos, hizo que no fuera necesario utilizar vehículos para trasladarse (ya sea a través del transporte público o por medio de sus automóviles o motocicletas). Todo eso ayudó a reducir la cantidad de gases emitidos.

También te puede interesar: 5 cosas positivas de la crisis por el Coronavirus

Las ciudades más beneficiadas

El período de aislamiento total comenzó en China, donde se originó el virus y que, casualmente, es el país con más emisión de gases en todo el mundo. Más tarde, lo siguieron los países más afectados de Europa, como Italia y España. Al ser territorios con muchísima actividad, sus ciudades más importantes son grandes generadoras de gases tóxicos. Es por ello que el norte de Italia, la provincia de Hubei en China y las ciudades españolas de Madrid y Barcelona fueron las más beneficiadas. 

Si bien el coronavirus tardó más en llegar América, la región no se quedó atrás. En ciudades como Quito y Nueva York, la atmósfera también se tomó un respiro. 

La fauna también sale ganando

Pero no solo el aire salió beneficiado en esta situación, también el agua está más limpia. En Venecia, por ejemplo, la vida se desarrolla a través de sus canales y para transitarlos es necesario utilizar botes a motor, los que emiten desechos tóxicos y contaminan el agua. La cuarentena, trajo así otro punto positivo para el medioambiente: hemos podido ver en los días que pasaron, distintas fotografías de una Venecia de aguas transparentes, repletas de especies acuáticas como peces y cisnes. 

La fauna va ganando terreno, no solo en Italia. Cabras y jabalíes fueron vistos en las calles de España, mientras que en Londres los ciudadanos avistaron zorros desde las ventanas de sus hogares. Coyotes y zorros salvajes abundan en Estados Unidos y los monos pasean por las calles de Tailandia. Puede sonar extraño, pero están recuperando el lugar que alguna vez perdieron. Y, lejos de tomarla como una situación peligrosa, nos sirve para pensar el rol de la humanidad en el mundo, ser más optimistas y darnos cuenta de que todavía hay esperanza.