Saltar al contenido
Optimismo Viral

Todo lo que debes saber sobre el optimismo

Todo sobre el optimismo

El optimismo, es la actitud psicológica y filosófica que se tiene para juzgar o evaluar las cosas en forma positiva o más favorable. Es una palabra de origen latín: “OPTIMUUS”, que significa lo mejor o lo bueno.

Las personas optimistas, siempre tienen una actitud positiva, sin importar la situación que enfrenten. Inspiran confianza y contagian a la gente a su alrededor y se ha demostrado que esta postura o actitud ayuda a preservar la salud física y psicológica del individuo.

¡Sigue leyendo nuestro texto para más información sobre el Optimismo!

¿Qué es ser optimista?

Ser optimista permite observar en las cosas o malas situaciones, oportunidades y desafíos para crecer como ser humano, se aprende de los errores y se adquiere impulso para continuar.

Ser optimista te permite tener más seguridad en el desarrollo de tus ideas y proyectos.

El optimismo te brinda una mayor capacidad de actuar, expresar y desarrollar actividades en tu vida diaria y te genera una mayor tranquilidad emocional, permitiendo tener un mejor estado de ánimo, sin importar lo que sucede, siempre buscando de manera positiva la solución a problemas o situaciones difíciles.

BENEFICIOS DEL OPTIMISMO

Los beneficios del optimismo pueden ser muchos, te mencionaremos algunos de ellos:

  • Nos permite ver lo positivo de lo que nos rodea.
  • Aporta seguridad y confianza ante los fracasos.
  • Ayuda a percibir los errores como oportunidades de aprendizaje.
  • Favorece la solución de conflictos.
  • Permite que continuemos avanzando a pesar de las circunstancias adversas.
  • Evita que caigamos en depresión o en el decaimiento.

Los niños que viven en un ambiente optimista, suelen desarrollar esa misma actitud ante la vida y gozará de una mejor salud física y mental. El optimismo está asociado con un mayor logro de éxitos a nivel personal y laboral, así como con un mayor nivel de satisfacción vital.

Optimismo en contraposición al pesimismo

Lo contrario del optimismo es el pesimismo, pero ambas son actitudes que escoge el individuo para enfrentar el desarrollo de los acontecimientos de la vida.

El pesimista observa el lado negativo de la situación con la fuerte convicción de que empeorará y no es capaz de buscar una posible solución para salir adelante del mal momento, no se esfuerza por buscar una y asume una actitud de que todo lo malo le sucede es a él.

El pesimista es visto como una persona que complica la vida de los demás, no sólo por su actitud, sino porque no permite consejos o apoyo de su entorno, ya que es más fácil pasar todo el día lamentándose, llorando y quejándose por lo sucedido.

Al contrario del pesimista, el optimista verá en la situación una oportunidad de aprendizaje, buscando posibles soluciones y brindando a su entorno la oportunidad de trabajar en equipo para salir airosos de problema. 

Casi siempre su actitud segura los convierte en líderes de grupos, en lo personal como en lo laboral, ya que no se decae fácilmente y los demás se sienten seguros y confiados con sus propuestas y sus actos.

También te puede interesar leer: ¿Cómo ser una persona optimista?

Una misma situación adversa puede interpretarse de forma diferente, alguien puede vivirla cómo algo terrible cayendo en un estado depresivo y otro puede sentir cierta tristeza, pero entender que es una oportunidad para buscar un camino mejor. La diferencia entre ambos radica en ser capaz de ver el lado positivo del acontecimiento o no hacerlo.

Las personas optimistas son conscientes de que ellos son dueños de su propia vida. La mayoría de los pensamientos negativos son generados por nosotros mismos y al caer en cuenta de que tú eres quien lleva las riendas de tu vida, te será más fácil comenzar a pensar de forma positiva.

¡Si te gusto este artículo, puedes visitarnos en nuestro sitio web para más información!