Skip to content
Optimismo Viral

Cómo cambiar de negativo a positivo en cinco simples pasos

negativo-a-positivo

Muchas veces el modo en que las personas reaccionan ante otras personas o eventos, está íntimamente relacionada con su propia percepción y no están influenciadas por esos eventos o personas en particular. Es decir: si afrontas las situaciones de la vida cotidiana con una actitud negativa, es muy probable que condiciones la forma de relacionarte con tu entorno. En cambio, si tomas una actitud optimista, es más factible que te relaciones mejor y enfrentes las dificultades con mayor serenidad.

De negativo a positivo

Transformar los pensamientos negativos en positivos no es algo que se logre de un día para el otro, sino que es un proceso que requiere tiempo y paciencia. A continuación, te revelaremos cuáles son los cinco pasos que puedes seguir para  cargar tus pensamientos de actitud positiva.

1. Deja ir a la actitud pesimista

Las personas optimistas son conscientes de que ellas son dueñas de su propia vida. Muchos de los pensamientos negativos son generados por nosotros mismos y de esa forma logran perjudicarnos. Al caer en la cuenta de que tú eres quien lleva las riendas de tu vida, te será más fácil comenzar a cambiar. Los pensamientos pesimistas recurrentes se transforman, finalmente, en acciones negativas. 

La mayoría de las personas suelen culpar a los demás por aquello que no sale bien en su vida, sin tener en cuenta de que son ellas mismas las que pueden frenar el daño. Si inviertes la ecuación y te deshaces de la negatividad, podrás hacerte responsable de tus pensamientos y, como consecuencia, de tus actos.

Te puede interesar: 30 frases optimistas y motivadoras

2. Deja de exigirte en exceso

Cada vez que nos proponemos algo, es común que nos exijamos demasiado. Es importante entender que cada persona tiene su ritmo y que adquirir nuevos conocimientos es un camino que lleva tiempo e implica superar obstáculos.

El problema de la sobreexigencia, generalmente, se combina con las altas expectativas. Cuando una persona inicia cualquier proceso, ya sea aprender un idioma o un baile, empezar un nuevo trabajo o una carrera, tiende a ponerse metas inalcanzables y, si no logra cumplirlas a la perfección, se siente muy frustrada. Como consecuencia, termina observando la situación desde una mirada negativa y se enoja porque las cosas no salieron según lo esperado.

La solución no está en dejar de ponerse objetivos, sino en proponerse metas a corto, mediano y largo plazo, que sean reales para poder cumplirlas paso a paso. Si planificas correctamente y confías en que puedes hacerlo, los pensamientos optimistas se convertirán en acciones positivas.

3. Trabaja en tu amor propio

Las personas negativas suelen depender de la aceptación de los demás, tendiendo a dejar su estado emocional en manos de su entorno en lugar de pensar en sus propias preferencias y bienestar. 

Para dejar de ser negativo, debes empezar por tí mismo. Date el valor que mereces, prioriza tus gustos y necesidades. Date un tiempo para disfrutar de las actividades que te gustan sin culpas ni remordimientos. 

Felicítate y compénsate cuando algo te salga bien, en lugar de castigarte constantemente cuando algo no salió como lo imaginabas. Trabaja en tu amor propio, para ser feliz primero debes quererte a tí mismo.

Te puede interesar: Enfrentando el miedo

4. Practica mindfulness

El mindfulness es un tipo de meditación que te ayudará a vivir el momento presente y ser más positivo. Al practicarlo podrás contemplar tus pensamientos sin juzgarlos y sacarles provecho viéndoles siempre el lado bueno. 

Dejar de angustiarte por el pasado, dejar de preocuparte por el futuro y ocuparte del presente será posible si te animas a adquirir el hábito de practicar mindfulness.

Te puede interesar: ¿Qué es el optimismo?

5. Escribe una lista de agradecimientos

Toma una libreta y haz una lista de todas las cosas buenas que tienes en tu vida. Más allá de lo material, enfócate en las personas que te quieren, en los privilegios de los que gozas cada día. 

Muchas veces los pensamientos negativos no nos dejan ver ni disfrutar de todos los beneficios de los que gozamos. Puedes hacer esta lista a diario y revisarla cuando sientas que las cosas no van bien.

¡Anímate! Ser más positivo depende de tí.