Saltar al contenido
Optimismo Viral

La gratitud, una virtud de las personas optimistas

la gratitud

Dar las gracias por lo que tenemos y vivimos, por cada experiencia que nos llega. Vivir en estado de agradecimiento con las personas, con la vida, con el universo. La gratitud no es una emoción, mucho más que eso es un estado de la mente, podríamos decir que las personas que viven en estado de agradecimiento son seres que de una u otra forma han logrado evolucionar y crecer interiormente.

Entendamos la gratitud como un conjunto de valores, como un estado en el cual una persona llega a estar libre de ego, en condición de compartir y valorar, de dar y recibir, es caminar disfrutando cada paso, sin esperar más, pero deseando lo mejor para los demás y si mismo.

“La raíz de todo bien reposa en la tierra de la gratitud.”— Dalai Lama

La Gratitud y la ingratitud

La gratitud es ese sentimiento que nos hace valorar cada cosa, o cada acción que alguien hace por nosotros por pequeña que sea. La persona que es agradecida corresponde a sus benefactores de forma honesta, desinteresada, una persona agradecida esta siempre dispuesta a corresponder, a dar de vuelta, sin que se lo pidan.

Por otro lado, las personas ingratas, sienten que los demás están en la obligación de ayudarlos, por lo general no reconocen la ayuda que han recibido y creen que todo lo que han conseguido es por mérito propio. Nunca valoran los pequeños detalles que han recibido.

La ingratitud, es esa condición humana de no valorar lo que se recibe, de no entender que todos en algún momento hemos necesitado la ayuda de alguien por mínima que fuera.

Cuando pasamos por alguna situación difícil, logramos entender la gran importancia de recibir una ayuda, de sentir un apoyo, de recibir una palabra de aliento o inspiración.

“‘Gracias’ es la mejor plegaria que alguien puede decir. Yo la digo a menudo. Expresa humildad y entendimiento”.— Alice Walker

La gratitud y el optimismo

Aunque no parezca, la gratitud no es fácil de alcanzar. Es toda una virtud o cualidad, es entender que necesitamos a los demás para estar completos, es saber que los demás nos necesitan y estar dispuestos a dar la mano en el momento necesario sin condiciones, sin esperar que nos devuelvan el favor. La gratitud es responder bien a quien nos trata bien.

Gratitud
Gratitud

Una relación de amistad, amorosa o familiar debe estar basada en la gratitud, se trata de aprender a valorar y dar las gracias, no solo con palabras, con hechos y afecto desinteresado.

La gratitud activa buenas energías

Las personas optimistas entienden que la gratitud es un gran activador del éxito, ser agradecido con las personas que día a día nos ayudan a alcanzar nuestras metas es una gran cualidad, una característica de las personas felices. Cuando vivimos entorno a la gratitud, esta se logra convertir en una gran cadena de colaboración, las personas agradecidas están siempre dispuestas a ayudar, a dar más de lo que les pidieron, y esto logra que muchas cosas se realicen.

Muchas de las personas que han alcanzado el éxito han dicho, que la base de sus grandes logros ha sido la gratitud, cuando eres agradecido con aquellos que han aportado su esfuerzo por tus causas, y sabes expresar tu agradecimiento dando beneficios y mejorando condiciones, logras que las personas se sientan más motivadas, más comprometidas, pero no es un compromiso laboral, es algo más emocional que invita a seguir “pagando” favores mutuamente.

También te puede interesar leer: Cómo cambiar de negativo a positivo en cinco simples pasos

Las personas agradecidas viven más felices

Las personas que practican la gratitud se alejan de los pensamientos negativos, por esa razón gozan de mejor salud, no sienten envidia, por el contrario, se alegran por el éxito de los demás. Una persona agradecida, siempre logra ver las cosas buenas de los demás, valoran cualquier mínimo detalle y guardan lo positivo.

La generosidad y la gratitud

Una persona que practica la gratitud también entiende que los beneficios que recibe son regalos. Por eso también esta dispuesta a compartir con los demás. La gratitud nos permite entender que todos en algún momento necesitamos una ayuda, y nos hace estar dispuestos a colaborar.

Siempre hay que encontrar el tiempo para agradecer a las personas que hacen una diferencia en nuestras vidas.

— John F. Kennedy

Ser generoso activa una energía positiva, bien dicen que el que da sin esperar nada a cambio, por lo general recibe duplicado lo que dio. Se una persona generosa siempre tendrás algo para dar, y siempre estarás recibiendo buena energía de los que han sido beneficiados por tus acciones.

También te puede interesar leer: Optimismo, bienestar y salud

La gratitud

En conclusión, recuerda que siempre, por más importante o exitoso que seas, vas a necesitar la ayuda de alguien, recuerda que en algún momento necesitaste quien te enseñara a dar tu primer paso. Por esa razón, practica la gratitud, mira siempre lo afortunado que eres. Nunca te quedes sin darle las gracias a todos los que de una u otra forma te han ayudado a ser quien eres. 

OptimismoViral.com